fbpx
17 de abril de 1523 primer levantamiento indígena en Nicaragua y Costa Rica
Efemérides - Efemérides Internacionales - Sábado 17 Abril 2021

Cacique DiriagenCacique Diriagen

1523: el jefe indigena Diriangén, al frente de guerreros dirianes y nagrandanos, enfrenta a los conquistadores españoles al mando de Gil González Dávila, en lo que es considerada como la primera manifestación de rebeldía contra la conquista en lo que sería la llamada Provincia de Nicaragua y Costa Rica.

". Y en la historia de nuestros abuelos había un héroe, Diriangén, el primer guerrero que en la antigua Manquesa, y quizá en la América toda, enfrentó con flechas de hueso, lanzas de pedernal, y su indiscutible coraje y el de sus guerreros, a las gentes barbadas de malos instintos montadas sobre alimañas, como describía la Anita Olivares, mi abuela, a los imperialistas de entonces.

Diriangén, mánqueme (jefe) chorotega, nació en 1496. Según la educación tradicional de su raza, le correspondió a su madre instruirle en la historia de la tribu Chocho, de la que él y los suyos eran descendientes, y a los sacerdotes hablarle de la patria primitiva y lejana.

A Diriangén lo educaron de manera especial en las artes de la guerra: esgrimía con singular maestría la espada de recia madera erizada de dientes de pedernal, y era el mejor arrojando macanas y lanzas. Muy joven conquistó el rango de ñeq –valiente guerrero –, permitiéndosele llevar el cráneo rapado, con un solo mechón central sobre la coronilla. En feroces batallas enfrentó a sus acérrimos rivales los nahuas, quienes se asentaron en Masaya, Masatepe, Jinotepe, Ochomogo y Mecatepe, quienes por sus múltiples victorias lo llamaron Diriangén, que significa señor de los dirianes, de los hombres que viven en los lugares altos. Además de los nahuas, fue admirado y temido por los maribios y hasta por los lejanos matagalpas y misquitos.

Cuando los asuntos de su tribu se lo permitían, bajaba a la laguna de Diriá, y se dedicaba a la natación y la pesca, mientras a miles de leguas de distancia, Gil González, hidalgo de Ávila y protegido del Presidente del Consejo de Indias, lograba que el rey Fernando el Católico le diera la concesión de varios navíos para el descubrimiento de las Islas de la Especiería, todo lo necesario para el viaje, el título de Capitán General de la Armada, la Cruz de Santiago y la orden para que Pedrarias le entregara los buques de Balboa y doce piezas de artillería. El 13 de septiembre de 1519, entre la vocinglería de marineros borrachos y manos anónimas agitando despedidas, salió la expedición del puerto de San Lucas en las naves “Victoria”, “Santa María de la Merced” y “Santa María de la Consolación”. En su “Historia de Nicaragua”, José Dolores Gámez registró que en 1523 ocurrió una guerra entre Diriangén y Tenderí, cacique de Nindirí, acontecimiento que obligó al conquistador a desviarse temporalmente hacia Imabite, capital de los nagrandanos, a orillas del lago Xolotlán.

En carta dirigida al rey Fernando el Católico, Gil González le detalla el encuentro: Parece que supieron de mi otros caciques grandes y uno dellos que se dice Diriangén traxo consigo hasta quinientos hombres, cada uno con una pava o dos en la mano y tras ellos diez pendones y tras ellos diez e siete mugeres todas casi cubiertas con patenas de oro y doszientas y tantas hachas de oro baxo... y más atrás cerca de sí y de sus principales venían cinco trompetas... y entraron a verme con las mugeres y el oro; mándeles a preguntar a qué venían y dixeron que a ver quien héramos, que les avían dicho que héramos una gente con barvas y que andábamos encima de unas alimañas; que por ver quien héramos y lo que queríamos venía a vernos...

Fue el 14 de abril de 1523. El resto ya lo sabemos. El conquistador invitó al cacique a bautizarse. Éste pidió tres días para pensarlo, tiempo que aprovechó para contarlos, observarlos y organizar a cuatro mil guerreros con los que cayó sobre los invasores el mediodía del sábado 17, obligando al agresor a suspender la conquista de Nicaragua. La renuncia de los caciques Nicoya y Nicaragua a los dioses tutelares –Tamagastad y Cippaltonatl – y su sometimiento al rey de España, fueron motivos suficientes para que Diriangén los enfrentara e iniciara su lucha contra el invasor. Diriangén, amante de la libertad, la justicia y el decoro, no se dejó seducir ni por el dios ni por las promesas de “las alimañas montadas sobre alimañas” y los enfrentó hasta su muerte. ¡Y cuánta razón tuvo el cacique!

Los historiadores concuerdan en fijar como lugar de su muerte, en 1523, en el sitio conocido como Llano de Cachimba Brava o Valle de Mata Grande, cerca de la desembocadura del río Ochomogo en el Gran Lago de Nicaragua entre los actuales departamentos de Granada y Rivas.


 

Fuente; Memorias Sandinistas. Autor Mario Urtecho. Managua, 12 de noviembre 2012
Publicado por AiSUR para el Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños
Localización Centro América, Nicaragua y Costa Rica
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela