fbpx

El comandante Haftar anuncia la toma del poder en Libia por su Ejército

LibiaLibia

Jalifa Haftar proclamó "la caída del Acuerdo Político que ha destruido el país y lo ha llevado al abismo", refiriéndose al poder del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), órgano transitorio respaldado por la ONU.

El jefe del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés), Jalifa Haftar, anunció  la toma de todo el poder político por sus fuerzas, que ya controlaban la mayor parte del territorio de Libia, mientras Trípoli y varias zonas en el noroeste del país permanecen bajo el control del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) de Fayez al Sarraj, apoyado por la ONU y considerado por las fuerzas de Haftar como "una coalición de extremistas islamistas y milicias leales a los Hermanos Musulmanes".

En un discurso televisivo dirigido a los "libios libres", Haftar declaró que el "Mando General de las Fuerzas Armadas acepta la voluntad del pueblo", que ha respondido a su llamamiento de "anunciar la caída del Acuerdo Político que ha destruido el país y lo ha llevado al abismo" y de autorizar a quienes la población considere aptos para dirigir la nueva etapa.

Con la revocación del Acuerdo Político, tildado por el comandante libio como "parte del pasado", el poder se devuelve a la gente que es "la fuente de toda la autoridad", según el mariscal, y sus fuerzas ahora se centrarán en crear las condiciones "para construir instituciones duraderas del Estado civil, de acuerdo con la voluntad y las ambiciones del pueblo libio, mientras se completa la marcha de la liberación hasta que se logre el pleno éxito".

Por su parte, el GAN tachó las declaraciones de su rival como un anuncio de golpe de Estado y una violación del Acuerdo Político de 2015, e instó a la Cámara de Representantes, a la que apoya Haftar, a unirse a sus colegas de Trípoli para entablar un diálogo y seguir un camino democrático para hallar una solución al conflicto. En su comunicado, el GAN tildó a Haftar de agresor autoritario que busca usurpar el poder a toda costa con ayuda de sus "milicias y mercenarios terroristas".

La Embajada de EE.UU. en Trípoli también reaccionó al anuncio de Haftar, afirmando que Washington "lamenta" la sugerencia del comandante "de que los cambios en la estructura política de Libia puedan ser impuestos mediante una declaración unilateral".

¿Quién es quién en el conflicto libio?

Desde el derrocamiento de Muammar Gaddafi en 2011 y la intervención militar extranjera, en Libia se generó una dualidad de poderes. El Gobierno de Acuerdo Nacional, creado en 2015 como órgano de transición con el respaldo de la ONU, se estableció en Trípoli y controlaba partes del noroeste del país, mientras que la mayor parte del territorio nacional quedó gobernada por la Cámara de Representantes de Libia, que opera desde 2014 con sede en la ciudad de Tobruk y a la que apoya Haftar.

El Ejército Nacional Libio, encabezado por Haftar, estima que controla más del 97,2 % del territorio del país, donde se concentra el 60 % de la población, mientras el Gobierno de Al Sarraj ejerce poderes sobre aproximadamente un 2,8 % del territorio y un 40 % de la población. Además de estas dos administraciones en constante rivalidad, en Libia operaban distintas milicias que ejercían control en ciertos territorios y tenían alianzas con tribus locales.

El Ejército Nacional Libio subraya que el carácter político del GAN fue el de un órgano transitorio y que sus poderes expiraron ya en diciembre de 2017. El Acuerdo Político, firmado el 17 de diciembre de 2015, estipula que "la duración del Gobierno de Acuerdo Nacional deberá ser de un año a partir de la fecha en la que la Cámara de Representantes le conceda un voto de confianza" y, "en el caso de que la Constitución no se haya completado durante su mandato, deberá ser renovado automáticamente solo por un año más".

El Gobierno de Tobruk fue reconocido por la comunidad internacional hasta diciembre de 2015. Al día de hoy, Haftar es apoyado por países como Egipto o Emiratos Árabes Unidos, que lo perciben como un 'hombre fuerte' que puede contrarrestar a los islamistas, mientras sus oponentes ven en el comandante a un nuevo Gaddafi. Tras la operación contra los "terroristas" realizada en enero del año pasado en el sur del país, las fuerzas de Haftar se apoderaron de tierras con grandes yacimientos petrolíferos.

¿De dónde viene Haftar?

La historia de Haftar empieza en los años 1960, cuando el entonces joven dio inicio a su carrera militar al estudiar en universidades militares en Libia y la Unión Soviética.

El joven Haftar tuvo una carrera vertiginosa. Cuando sirvió en el Ejército libio bajo Muamar Gadafi tomó parte en el golpe de Estado contra el rey de Libia, Idris.

Cuatro años después del golpe de Estado, en octubre de 1973, comandó las tropas libias que ayudaron a las tropas egipcias en la guerra de Yom Kipur contra Israel. Para 1986 Haftar fue ascendido al grado de coronel y lideró las tropas de Gadafi en la guerra contra Chad. Haftar fue tomado preso junto a entre 600 y 700 de sus hombres en una de las operaciones contra las fuerzas chadianas y los encarcelaron a todos. 

El entonces coronel libio cumplió condena en una prisión chadiana. Después de ser liberado, fue evacuado a Zaire —actualmente la República Democrática del Congo— con la ayuda de Estados Unidos.

El militar y un grupo de oficiales libio se alinearon con el Frente Nacional para la Salvación de Libia, patrocinado por EEUU, que tenía como meta derrocar a Gadafi. Con la mediación de la CIA se mudó de África a Estados Unidos, donde se asentó en el estado de Virginia y después recibió la ciudadanía de ese país.

En 1993, mientras estaba en Estados Unidos, fue condenado en ausencia por un tribunal libio por crímenes contra la Yamahiriya —el nombre del Estado de Libia durante el Gobierno de Muamar Gadafi— y sentenciado a la pena de muerte.

Participó en una intentona golpista en marzo de 1996 en la parte este de Libia. Después del fracaso del golpe de Estado, regresó a Virginia donde prosiguió con sus planes de derrocar a Gadafi hasta 2011.

"Después de la primavera árabe y el asesinato de Gadafi regresó a Libia de manera milagrosa. Hoy esta persona encabeza a la fuerza militar que se llama el Ejército Nacional Libio y cuenta con el apoyo de varios países influyentes del mundo", adelantó Taimour Dwidar.

Después del derrocamiento de Muamar Gadafi en el 2011, Haftar volvió a su país de origen con la intención de ocupar un cargo importante en el nuevo Ejército libio. Sin embargo, no lo logró y tuvo que regresar a Estados Unidos.

En el 2014 Libia otra vez se quedó dividida en dos facciones. Al día de hoy se enfrentan dos ramas del poder: el órgano legislativo, la Cámara de Representantes, con sede en la ciudad de Tobruk y el Ejecutivo, el Gobierno de Acuerdo Nacional, reconocido por la ONU y radicado en la capital del país, Trípoli.

Haftar tomó el lado de la Cámara de Representantes y lanzó la Operación Dignidad que tuvo como objetivo exterminar a los extremistas en Bengasi, la segunda ciudad más grande de Libia.

En el 2016 el Ejército Nacional Libio, liderado por Haftar, logró avances territoriales significativos en todo el país. Entre febrero y abril del 2016 el Ejército de Haftar consiguió expulsar a sus oponentes de Bengasi.

Entretanto, Haftar no solo se ocupaba de los asuntos internos, sino también de los lazos diplomáticos. Viajó en numerosas ocasiones a diferentes países, entre ellos Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Egipto e incluso Francia, para reunirse con su oponente, el líder del Gobierno de Acuerdo Nacional, Fayez Sarraj, en una cita organizada por el presidente Emmanuel Macron.

"Los contactos entre Haftar y Francia son más profundos que entre él y la Federación de Rusia. Estableció contacto con Arabia Saudí y Egipto y realizó visitas a estos países y solo Dios sabe qué les prometió. Pero está claro que el país que sacará mayor provecho de la victoria de Haftar será Francia", manifestó el experto egipcio.

Para Dwidar, Haftar decidió ser amigo de Rusia porque necesita elegir de qué lado juega. Decidió estar del lado de Moscú, como una oposición a Washington y Londres. Pero en realidad Estados Unidos mantiene su neutralidad.

Lea en el siguiente enlace:

¿Quién es Haftar, un desertor del gobierno de Gadafi?


 Fuente RT,  Sputni, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños

Publicado por AiSUR


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela