fbpx

Colombia: en el país más violento del mundo

 ColombiaColombia

La época en que fui corresponsal en Colombia (1991-95) ese país era señalado en todas las estadísticas como el más violento del mundo.

Colombia estaba sometida por la guerra entre el Estado y la guerrilla más antigua del continente, el creciente auge del narcotráfico y la lucha entre los carteles de la droga y de estos con las autoridades, la acción de los paramilitares y de las fuerzas armadas y policiales, además de la delincuencia.

En esos años dominaba el escenario el mayor narcotraficante del mundo, Pablo Escobar, quien a sus numerosos crímenes sumó en los últimos tiempos de su existencia un terrorismo extremo, con el estallido casi a diario de coches-bomba en lugares concurridos.

En una oportunidad, al regresar a la oficina y poner la radio, estaban dando la noticia de un coche-bomba que había estallado en la zona norte, donde residen las familias más adineradas.

Y, al escuchar los detalles, la sorpresa fue mayúscula: la explosión había ocurrido a pocos metros del local de una revista a cuyos directivos había ido a visitar, porque estábamos negociando un contrato para la venta de los servicios de Prensa Latina a esa publicación.

El 2 de diciembre de 1993 arribaba a Bogotá el primer embajador de Cuba luego del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países. Al llegar al salón donde los periodistas y funcionarios cubanos esperaban al diplomático, un colega del diario El Espectador me preguntó qué me había parecido la noticia de la muerte de Escobar.

Inmediatamente dije a los representantes de Cuba que me disculparan con el embajador, que después lo vería, pero tenía que irme de inmediato para la oficina. Antes de hacerlo llamé a mi esposa, que trabajaba conmigo, y me dijo que ya había transmitido para la central todos los datos que había escuchado por la radio.

Así, pese a mi ausencia, la agencia pudo elaborar la información en la redacción y transmitirla al mundo. Mi compañera, aunque no era periodista, demostró que algo o mucho se le había pegado y salvó la situación, hasta que yo pude hacerme cargo después de cubrir la distancia de regreso.

Pero el recuerdo más grato que tengo fue la entrevista por radioteléfono que tuve oportunidad de hacerle al líder fundador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, Manuel Marulanda, aunque todo no fue coser y cantar, pues la primera vez que fuimos hasta una zona relativamente cercana a Bogotá que era controlada por esa guerrilla, el contacto telefónico no fue posible porque la Fuerza Aérea estaba bombardeando la región donde se encontraba el legendario Tiro Fijo.

Y al tratar de entrar de regreso a Bogotá, ya de noche, nos encontramos con que la vía de acceso estaba bloqueada por una protesta popular y tuvimos que dar un rodeo enorme, de modo que llegué a mi vivienda a media noche, con mi esposa y el personal del consulado (aún no había embajada) alarmados en extremo por mi demora y sin poder nadie hacer nada, pues en esa época no existían los celulares.


Fuente y autor: PL/Abel Sardiñas
Publicado por AISUR

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela