Memorias Navideñas Suramericanas

América del SurAmérica del Sur

El año suramericano, que comenzó con la terrible asunción del neofascista Bolsonaro a la presidencia de Brasil, cierra con altos y bajos. 

El pueblo de Perón, se reunificó y sacó al neoliberalismo que logró colarse en 2015, aprovechando las diferencias del peronismo. Cristina Fernández, la mejor oradora de la década, alcanza el gran objetivo de la unidad. El triunfo de las fuerzas progresista en la segunda potencia de la subregión da un nuevo aire a Nuestra América, que cuenta con otro gigante en la vanguardia, el México de López Obrador, que fue la gran noticia del cierre del 2018.

Al lado, el Frente Amplio de Uruguay perdió el poder político que tanto le había costado conquistar y que ejerció a partir de 2004. Un frente que en 1994 se ofertó como de izquierda, se desdibujó merced a un liderazgo que devino en socialdemócrata. Queda esperar que en los próximos cinco años el frente aprenda la lección, que le va a costar mucho dolor a Uruguay.

Otra vecina, la Bolivia de Evo, el país, libra por libra, más próspero de América, parecía continuar su senda de progreso y de demostración de que la izquierda gobierna mejor que la derecha, cuando sufrió una emboscada salvaje que tenía unos diez años planificándose. La derecha compró voluntades en especial de una policía y de un ejército sin doctrina patria, y una OEA que sigue siendo el operador multilateral de EEUU. Por ahora, Bolivia está en suspenso, en espera de que pronto vuelva a ondear la Whipala.

También fronterizo, Chile, vendido como el oasis capitalista de América, se ha convertido en escenario de las luchas populares mejor organizadas del continente. El indeseable Piñera, socio de Bachelet y seguidor de Pinochet, se mantiene en la presidencia solo por la anuencia de sus amos del Norte. 

Ecuador fue sacudido por el movimiento indígena que abatido a sangre y fuego debió negociar con un Moreno cuya impopularidad compite con la de Piñera. Y ahora con Duque, acorralado por un pueblo dispuesto a cambiar la historia de ese país bolivariano.

La Venezuela Boliviariana no sucumbe ni antes invasiones disimuladas en ayudas humanitarias, ni ataques cibernéticos, ni golpes de estados, ni bloqueos comerciales y sigue erguida como faro de luz, celebrando temidos foros como el vanguardista de Sao Paulo, que tanto preocupa a la derecha corporativa.

Ni para Bolivia, Chile, Colombia ni Ecuador, donde la violación de los principios democráticos y derechos humanos es pública y notoria, no hay OEA ni carta democrática. Pero hay pueblo, y ese tiene siempre la razón.


 Autor: Reinaldo Bolívar, Caracas, Venezuela


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela