Kizomba, de Angola al mundo

Angoleños bailando Kizomba en la Bahía de LuandaAngoleños bailando Kizomba en la Bahía de Luanda

 El fenómeno kizomba empieza a ser mundialmente conocido y vende, por lo que muchos organizadores de eventos de baile escriben la palabra kizomba con letras grandes y luminosas en sus carteles para atraer a una mayor cantidad de público. Sin embargo, la mayor parte de la música que se baila en las fiestas europeas es ghetto zouk, un estilo moderno que da entrada a muchos instrumentos electrónicos, fusionado a veces con R&B.

En ocasiones, cuando la música que suena es realmente kizomba, semba o incluso cola zouk, la mayor parte del público lo denomina erróneamente “kizomba tradicional”. La línea que separa todos estos géneros musicales es, en ocasiones, realmente difusa, y da lugar a encendidas discusiones y razonables dudas al respecto.

Pero, ¿cómo nació el fenómeno de la kizomba? ¿Cuál es su origen, su evolución, y cuál ha sido su influencia en otros géneros musicales?

La Kizomba no es sólo un género de música y baile procedente de Angola, es arte, es pasión y belleza. Es, como dice Eduardo Paím, poesía en pasos. Así, el propio nombre significa “fiesta”, “celebración” o “comunidad” en lengua kimbundu, reflejando muy bien lo que representa, el deseo de pasarlo bien, de compartir con amigos, es un hecho social.

Ya en los años 60 la gente bailaba semba, rebita, kabetula y otras danzas tradicionales de Angola (excolonia portuguesa) por las calles de Luanda, la capital. A mediados de los 70 y con la presencia de los militares cubanos en el país, varios artistas angoleños comenzaron a crear canciones derivadas de la semba, con ritmos más lentos y con la introducción de sonidos más sintéticos, en gran parte por la incorporación de nuevos instrumentos debido a la crisis económica después de la guerra civil. Además, la influencia de muchas otras culturas después de la colonización de África, dio lugar a una fusión de ritmos africanos, junto con la forma de bailar en parejas Europeas. Junto a estas, las influencias de Argentina y Cuba (tango y merengue), cambiaron la manera de cómo la gente bailaba en las “Kizombadas” o “farras”, fiestas de donde proviene el término.

Así, la semba empieza a evolucionar a principios de los 80 con grupos como Os Fachos, un grupo liderado por Bel do Samba y los Afro Sound Star que mezclaban semba lento con kilapanga, llevando a la aparición de lo que se conocería como Kizomba. Algunos técnicos de radio que trabajaban en los estudios de grabación se juntan y comienzan a tocar juntos: Eduardo Paím, un joven talentoso que se convertirá en “el padre de la kizomba”, Bruno Lara, Lucio Lara y Nelson do Nascimiento, creando la banda SOS. Finalmente, la kizomba se constituye como género musical, después de las principales influencias musicales de la Zouk (Antillas) y con origen en la semba y siendo similar a ella al ser tocada en fiestas de quintal, discotecas o como baile social.

Otras teorías defienden que aunque su origen está en Angola, fue estructurada y codificada en Lisboa, en el contexto de festivales africanos como Africadanzar, a lo largo de la década de los 90 del siglo XX.

Así, a principios de los 90, Eduardo Paím, tras la disolución de los SOS, se traslada a Portugal, llevando consigo el ritmo de la kizomba, fuera de los parajes angoleños y caboverdinos. Graba en Lisboa y triunfa con “Luanda Minha banda”, que fue disco de oro, consiguiendo que su música se convierta en mainstream.

Posteriormente y gracias al auge de las nuevas tecnologías, estos estilos se difunden poco a poco fuera del continente y hoy en día, además de ser extremadamente popular en Angola, Cabo Verde y Portugal, la Kizomba se ha extendido a países como España, Francia, Inglaterra, Polonia, Dinamarca, Bélgica, Suecia, Canadá y los EE.UU(donde se produce gran parte del ghetto zouk).

Los múltiples estilos musicales que surgen en las últimas décadas en el continente africano, provocan confusión a la hora de poner etiquetas o identificarlos. En las comunidades lusófonas repartidas por el mundo, debido al hecho de que es muy difícil distinguir entre el zouk, el cola zouk y la kizomba, todos estos estilos se les denominan con el nombre común de ‘kizomba’, y de hecho de una forma un poco simplista, se puede decir que el zouk se canta en francés, el cola zouk en criollo de Cabo Verde y la Kizomba en portugués.

A ello se suma, que a menudo la Kizomba se confunde con el Cabo Love, que difiere con el zouk en su ritmo, más lento y en su estilo, más dramático y sensual. Seguramente, tuvo gran influencia en el estilo de la kizomba, dado que las primeras producciones angoleñas y caboverdinas poseían un ritmo más rápido que las más modernas, con un estilo más similar al Cabo Love.

Zé Barbosa, profesor de Kizomba dijo: “La gente a través de este baile comenzó a acercarse entre sí, el contacto entre diferentes pueblos, creo que este baile ha logrado atraer a los pueblos diferentes, ya ves … parece un hechizo, pero es un hechizo de baile de contacto entre personas y logró transformar a las personas”. Eso es la Kizomba. Es una danza que permite a la pareja reproducir su propia música, sentir sus pasos, se convierte en una danza estrecha e intimista, que requiere una gran habilidad de conducción y comunicación entre los bailarines, alternando pasos de baile abiertos con complicados y rápidos movimientos de pies. Es una danza muy bella y sensual, explosiva y contagiosa, que conquistó el mundo en los últimos años como un sonido que enamora el alma. Te hace conectar con tus sentimientos, dejando a un lado la parte más racional.

Para finalizar, les invito a que descubran por sí mismos esta danza, acérquense a ella con cuidado, deslizándose entre sus ritmos y sus pasos lentos porque la conexión con la misma es una experiencia sentida, la consciencia del propio cuerpo, de sus fuerzas, del aliento. Descubran la belleza echa baile, porque es poesía en pasos.


 Fuente:  Wiriko- Por Eva Merino
Observatorio de Medios del Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. 

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela