fbpx

Argelia retrasa las clases, Túnez espera gobierno y en Libia domina la guerra

ÁFRICA 2ÁFRICA 2

Argelia decidió postergar hasta el 4 de octubre el regreso a las aulas, Túnez mantiene un tenso silencio en torno al asunto a la espera de que se forme el nuevo gobierno y Libia se topa con la falta de electricidad y la guerra.

Argelia incluirá una amplia reducción de alumnos por clase y el uso obligatorio de mascarillas, tanto en el interior de las clases como en los patios de recreo. Además, será obligatorio guardar la distancia social en la entrada y salida de los colegios, se tomará la temperatura a los alumnos y se obligará a la higiene de manos, anunció el director de Educación Primaria en el ministerio de Educación, Kacem Djehlane.

“En este sentido, se ha decidido optar por grupos reducidos. El número de estudiantes no debe exceder los 20 por clase. Se respetará el distanciamiento social al dedicar un pupitre a cada alumno”, explicó.

“Por supuesto, esto repercutirá en el número de horas, pero se prevén ajustes pedagógicos para garantizar una docencia basada en los programas imprescindibles en cada asignatura y en todos los niveles”, agregó el responsable en declaraciones difundidas hoy por la prensa local.

Djehlane avanzó que también se han fijado criterios y normas para garantizar el buen funcionamiento de los exámenes acceso a la universidad y de bachillerato, programados para el 7 y 13 de septiembre, respectivamente, que serán anunciadas esta semana.

Argelia, el primer país africano en anunciar un caso positivo, es el más afectado por el coronavirus en el norte de África con 41.460 contagios confirmados y 1.435 decesos.

Aunque las infecciones siguen a la baja, con unos 400 nuevos positivos diarios, las autoridades sanitarias temen que sea un descenso temporal, ya que el Gobierno argelino decidió aliviar las restricciones y autorizar la apertura de las playas, terrazas y mezquitas con una capacidad de más de mil fieles tras casi seis meses de cierre total.

La primera fase del desconfinamiento ya supuso un crecimiento de los contagios, una situación de la que el régimen argelino culpó directamente a sus ciudadanos al argumentar que se produjo por el 'relajamiento de las medidas de prevención'.

TÚNEZ, A LA ESPERA DEL NUEVO MINISTRO

Túnez, por su parte, mantiene un tenso silencio en torno a como será el regreso a las aulas a la espera de que se forme el nuevo gobierno y en medio de un repunte de los contagios, que se han duplicado en todo el país desde que el pasado 27 de junio reabriera sus fronteras.

Desde entonces se han detectado cerca de 1.500 nuevos positivos y 15 decesos, en su mayoría en las zonas rurales del sur, pero también en las zonas de vacaciones de la costa y en algunos barrios de la periferia de la capital.

La situación más preocupante corresponde a las provincias meridionales de Gabes y Hama, donde las autoridades han tenido que recuperar restricciones de movimiento, como el toque de queda.

Aún así, se prevé que el regreso a las aulas se produzca con normalidad a partir del 3 de septiembre, con el uso obligado de las mascarillas en clase como la principal medida profiláctica.

Ni las escuelas públicas tunecinas ni centros privados extranjeros como el Liceo Francés han anunciado aun medida alguna para reducir el alto número de alumnos por clase, aunque en el caso de los colegios extranjeros la casuística es diversa.

A principios de mes, las autoridades achacaron el aumento de los contagios a los "casos importados" y establecieron una lista para clasificar los países respecto a su riesgo de contagio, pese a que el 66 % de las infecciones son locales.

Desde el lunes, todo viajero tiene que presentar un PCR negativo pero solo los procedentes de países naranja o rojo tienen obligación además de cuarentena: los primeros de forma autónoma y los segundos en hoteles y centros designados por las autoridades locales.

LIBIA, SIN ELECTRICIDAD Y EN GUERRA

En Libia, más allá del aumento progresivo de los contagios -que este fin de semana superaron la barrera de los 10.000 positivos confirmados- el regreso a las aulas se topa con la falta de electricidad y la guerra, que ensangrienta el país desde hace una década.

Aunque la semana pasada se levantó el bloqueo que ha paralizado la industria petrolera durante seis meses, la electricidad es aún un lujo para la mayoría de las familias libias, lo que llevó el domingo a cientos de personas a protestar en las calles de Trípoli.

La manifestación fue dispersada a tiros por las milicias aliadas al Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en la capital (GNA), incapaz desde su fundación en 2016 de estabilizar la situación en el oeste del país, donde un año más se prevé que los alumnos pierdan de nuevo el curso escolar. EFE

Fuente: LA VANGUARDIA

Publicado por AiSUR

Premio Nacional de Periodismo Necesario 2020

 


Tags: , ,
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela