×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 375

Libia, del estado de bienestar al terrorismo y la miseria

630630

La tragedia humana que azota a miles de seres humanos en el Mar Mediterráneo tiene su mayor escalada en el 2011, con la caída de la Revolución Verde de Gadafi. Las armas libias y la ingobernabilidad la convirtieron en la gran plataforma del terrorismo financiado por occidente.

 

La Libia rica, solidaria, internacionalista es hoy uno de los territorios más necesitados del orbe. El Observatorio de Medios del Centro Saberes Africanos, les ofrece hoy la realidad de la otrora Gran Jamahiriya Libia.

Para comprender en su justa dimensión lo que sucede en Libia en este momento, la comparación con lo que sucedía antes del derrocamiento de la Revolución Verde liderada por Gadafi hasta 2011, es importante.

En 2011, la Gran Jamahiriya Árabe Libia Popular Socialista fue objeto de una intervención militar por parte de las fuerzas de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) bajo el pretexto de la “responsabilidad de proteger” a la población civil libia. Las fuerzas de la OTAN, armaron en tierra libia a las diferentes agrupaciones y milicias islamistas manipuladas por algunos jefes tribales y organizaciones como Al Qaeda del Magreb Islámico y la Hermandad Musulmana sección Libia, para derrocar al líder libio Muhammad al Gadafi y desintegrar al Estado libio.

La traición de elementos cercanos al líder y el haber aceptado el desarme de su aviación y armas de largo alcance serían otros de los factores que restarían posibilidad a Libia de resistir los bombardeos de Occidente.

Por otra parte, una política exterior que no supo canalizar la cooperación otorgada a decenas de países del sur, encontró a Libia con poca solidaridad de la vanguardia internacional, salvo excepciones como Venezuela y los países del ALBA.

¿Qué había en Libia antes de la ocupación de la OTAN?

Educación

-De un 80% en tiempos de los idrisitas (antes de 1969) el analfabetismo bajo a 5 % con la Revolución Verde.

-Libia que no tenía universidades en 1969, para finales de 1975 comenzó a recibir a miles de estudiantes de todo el continente, de Asia y América totalmente gratis

Salud

De 100 x 1.000 en 1969, la mortalidad infantil se redujo a 16 x 1.000 con la Revolución (2010).

Economía

-El PIB per cápita se catapultó, de menos de 300 dólares anuales a 12.000 dólares anuales, en 2010. A finales de año, se daba un bono familiar de 15 mil dólares para el pago de servicios médicos o tratamientos de enfermedades no atendidas en el país.

-Las reservas internacionales al 2011 eran mayores a 200 mil millones de dólares, sin contar las reservas en oro.

-El Índice de Desarrollo Humano (IDH) (educación, salud y economía) en el 2010 ocupaba un índice de desarrollo humano de 54%, el más alto de África; y más alto que los países del Golfo Árabe.

Acceso al agua potable

El acceso al agua potable subió casi al 100 % gracias a la construcción de 4.500 kms de tuberías de 7 metros de diámetro que llevan agua del subsuelo a todo el país. Y podrían hacerlo por 4.000 millones de años.

Acceso a la vivienda

En febrero del 2010 Libia tenía una sobre oferta de viviendas.

Desarrollo de infraestructura nacional

Las principales ciudades contaban con puertos y aeropuertos, una red vial de miles de kilometros de autopista surcaba el país y se comenzaba a construir desde Trípoli la autopista africana que se prolongaría hasta Sudáfrica.

Libia, también, contaba con una red de distribución de combustibles en la mayoría de los países africanos.

Desarrollo del transporte

Hasta 2011, el país contó con una de las principales aerolíneas comerciales de África y de todos los países árabes, con vuelos a las principales ciudades.

Baluarte de la cooperación internacional

El gobierno libio era cooperante directo y unilateral de los 18 países más pobres de África, de la Unión Africana y de la Organización de Cooperación Islámica.

¿Qué queda hoy de esa Libia?

tobruk missile 1834870itobruk missile 1834870i

En el primer semestre de 2014 a consecuencia de los combates entre milicias rivales, la producción diaria de petróleo cayó a 155.000 barriles de los 1,6 millones que constituye la producción media histórica del país (datos del Banco Africano de Desarrollo, el Centro de Desarrollo de la OCDE y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD).

En el año 2015 la producción fue de 600.000 barriles, un millón menos que en 2011. Esa poca producción no beneficia al ahora sufrido pueblo libio porque los pozos petroleros están bajo control de las milicias que por lo general tienen sus propios negocios con empresas o particulares europeos.

Puertos destruidos y cerrados

Los combates han llevado al cierre de los principales puertos del país: los de Es Sider y Ras Lanuf por donde sale la exportación petrolera. Los puertos de Zawiya y Melita al oeste del país asimismo han cesado de exportar petróleo.

Caída del PIB

Los ingresos del país han descendido en un 63 %. El Producto Interno Bruto (PIB) de Libia cae en 2013 en un 13,5 % y en 2014 en un 19,8 %. La tasa de crecimiento del PIB real por habitante en 2013 cayó en un 14,3 % y en 2014 en un 20,7 %. Un dato ilustra la dramática situación económica: Bernardino León, enviado especial de la ONU para Libia, aseveró en una entrevista que “Libia se encuentra al borde del precipicio” y está colapsada financieramente.

646 49646 49

 

Destrucción del Estado libio

El Ejercito de la Jamahiriya fue destruido por sucesivos bombardeos de la aviación británica y francesa apoyada por los EE.UU. Las fronteras ya no tienen protección. No existe ministerio del interior ni policía civil organizada. La cohesión nacional lograda por Gaddafi con las tribus y fuerzas se destruyó y con ella la unidad del estado nación.

El Consejo Nacional de Transición (CNT) que contó con el apoyo de Occidente y de EE.UU. durante los momentos de combates contra las fuerzas leales a Gaddafi se desintegró. En su lugar, aparecieron un sin número de fuerzas políticas, tribales y milicianas terroristas que comenzaron a enfrentarse entre sí por el control de las regiones estratégicas petroleras de Libia.

En la actualidad, existen dos gobiernos en Libia: un gobierno con sede en Trípoli (capital tradicional de Libia) dirigido por el Consejo General de la Nación (CGN),  que agrupa a varias corrientes islamistas y son protegidos por las fuerzas de Mizratas (quienes poseen relación con Al Qaeda y Daesh-ISIL).

El otro gobierno que tiene su sede en Tobruk (puerto petrolero ubicado al este del país), es dirigido por agrupaciones laicas del Consejo de Representantes (CDR), elegido en 2014, que son protegidos por las fuerzas del general Khalifa Haftar. Seguidores de la Revolución Verde mantienen contacto con sectores importantes de este gobierno.

Para tratar de acercar posiciones, desde 2014 se vienen realizando conversaciones de paz propuestas por Argelia y Marruecos con monitoreo de la ONU. 

No obstante, el otro gran actor colectivo son las milicias de las que al menos hay entre 100 y 300 con más de 120.000 hombres armados que no necesariamente coinciden con las tribus, lo que avizora nuevos enfrentamientos en el desmembrado país.

Para los gobiernos del mundo es difícil mantener relaciones claras con cualquiera de los dos gobiernos, siendo el de Tobruk el de mayor reconocimiento aún cuando tiene grandes debilidades como falta de instituciones y de un aparato gubernamental y coactivo que le permita gobernar con legitimidad sobre todo el territorio y sus múltiples expresiones socio culturales.

Libia, nueva base para el “Estado islámico”

Este grupo terrorista ha echado raíces en la desarticulada Libia sin Gadafi  a causa de la adhesión de grupos afines en varias localidades como el “consejo consultivo de la juventud islámica” de Derna.

El resultado ha sido la multiplicación de actos terroristas como el ataque al hotel Corintia de Trípoli el 27 de enero de 2015; ataques a varios campos petroleros en el centro del país y ataques a la ciudad de Sirte. El avance del terrorismo organizado ha puesto en alerta a la Liga Árabe que discute un posible intervención militar en Libia.

 

150529230455 sp mediterranean migrants 624x351 pressassociation150529230455 sp mediterranean migrants 624x351 pressassociation

Crisis humanitaria sin precedentes

Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el año 2015 había 394.000 refugiados libios y 36.000 de otros países desplazados en el interior del país. Sin embargo, autoridades egipcias estiman en más de 2.000.000 los refugiados libios en Egipto, país que antes de 2011 poseía similar cantidad de nacionales en Libia, en busca de empleo.

Miles de libios son parte de los migrantes forzados que a diario intentan cruzar el Mediterráneo en busca de mejores condiciones de vida. Centenares han muerto en el intento. La destrucción del Estado libio favorece el traslado de manera ilegal de miles de refugiados en dirección a los países de la Unión Europea en condiciones dramáticas.

niños de la guerra en libia

Deterioro acelerado de la educación

La infraestructura educativa libia sufrió los embates de los bombardeos de la OTAN. En la actualidad solo el 30 % de las instalaciones que había en 2011 está en pleno funcionamiento, por lo que hay un considerable número de libios y libias en edad escolar que no tiene acceso a la educación.

Carencia de energía

La crisis petrolera ha llevado a un ahorro energético superior al de los países más pobres del continente. El servicio de electricidad es suministrado un máximo de cuatro (4) horas al día.

Destrucción de la infraestructura

Puertos y aeropuertos de las principales ciudades libias fueron destruidos durante la invasión en 2011. La línea aérea libia permanece inactiva. Autopista y carreteras sufrieron graves daños.

El Río Artificial

La monumental obra, considerada la Octava Maravilla del Mundo, que significó la mayor red de distribución de agua del mundo,  que dio de beber al 98 % de los libios,  fue parcialmente destruida por los bombardeos humanitarios.

1456341864 802894 1456383573 noticia normal1456341864 802894 1456383573 noticia normal

Carencia de alimentos

Los organismos internacionales llaman constantemente a ayudar al otrora cooperante. La escasez de productos de primera necesidad afecta el acceso calórico de la población. La Unión Europea de forma casi sarcástica ha ofrecido donar 5 millones de euros al país al que destruyó y del cual sacó miles de millones de euros de las reservas internacionales además del cual saquea impunemente el petróleo.

Consecuencias internacionales

En cuanto a la seguridad y el terrorismo su dimemsión queda resumida en las palabras del presidente de Chad, país vecino de Libia, Idriss Deby que afirmó el 16 de diciembre de 2014 en el Primer Foro Internacional por la Paz y la Seguridad en África que “todas las dificultades en materia de seguridad de la región del Sahara y del Sahel que es víctima de grupos terroristas y criminales, tráfico ilegal de armas y otros flagelos han nacido en el 2011 cuando la OTAN bombardeó y destruyó la Jamahiriya libia".

Por otro lado, en la zona del sur,  se pretende crear un conflicto entre los Tubu y los Tuareg, tribus que se encuentran distribuidos geográficamente en Chad, Níger y Mali.

Efectos en la Unión Africana y la Liga de Estados Árabes

La Unión Africana sufrió una gran crisis por la invasión a Libia. En primer lugar la división de sus miembros bajo presión internacional que luego los llevó a un arrepentimiento paulatino. Luego la ONU pasó por encima de su Carta al no permitir que la UA resolviera el conflicto.

En cuanto a la Liga de Estados Árabes, dio la espalda a un país miembro que ese momento ejercía la presidencia, y antes bien, la Liga Árabe se prestó para pedir las resoluciones que permitirían el bombardeo y destrucción contra Libia y su ejemplar Revolución Verde.

África perdió uno de sus grandes cooperantes regionales en países muy vulnerables por las crisis de hambruna y energética. Bilateralmente, el Foro América del Sur- África que había cobrado un gran impulso en 2009 gracias a los acuerdos entre Venezuela y Libia se retrasó, al punto que la III Cumbre de 2011 debió posponerse para 2013, dado que se realizaría en Trípoli.

El Gran Proyecto OTAS (Atlántico Sur) propuesto por Gaddafi fue detenido así como el Fondo de Inversiones para el Desarrollo Venezuela – África.

En conclusión, en los actuales momentos, no hay elementos de derecho internacional que nos aproximen a la existencia de un Estado Libio con posibilidades de un gobierno único y de instituciones válidas de acuerdo a la cultura tradicional de los habitantes de ese gran territorio.

Humanamente se ha cometido un crimen contra cientos de miles de seres humanos y se ha desintegrado una nación que está viendo a su población constituirse en una diáspora más de las ocasionadas por el capitalismo salvaje

Observatorio de Medios del Centro de Saberes Africanos Coordinación de la investigación: Reinaldo Bolívar y Antonio Egido

Tags:
Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela