Chávez descifró las incógnitas

Fidel y ChávezFidel y Chávez

Los presagios del comandante de las políticas, intereses y operaciones del imperialismo en contra de la revolución bolivariana socialista se cumplen

El centro de la revolución del mundo está otra vez en Venezuela, 188 años pasaron desde el 19 de abril de 1810 hasta el 06 de diciembre de 1999. El Libertador Simón Bolívar propagaba el fuego de la independencia en la América meridional y el Comandante Supremo Hugo Chávez, da uso soberano a la primera reserva de petróleo y configuraba la independencia, unión e integración desde la revolución bolivariana socialista en América Latina y el Caribe. Los presagios del comandante de las políticas, intereses y operaciones del imperialismo en contra de la revolución bolivariana socialista se cumplen.

La Casa Blanca dirige la bisagra del Departamento del Tesoro Federal y de las fuerzas belicistas de ocupación para destruir la revolución bolivariana: recrudecen el bloqueo económico financiero, la guerra psicológica y el sabotaje eléctrico; atacan a la moneda generando la hiperinflación; desarrollan operaciones especiales de magnicidio al presidente Maduro y dirigentes de la revolución; roban los activos y divisas de PDVSA para golpear a la OPEP, impedir el desarrollo, y escasear los alimentos y medicinas del pueblo; fabrican bandera falsa; sobornan a los traidores y entrenan a los mercenarios terroristas para la intervención militar.

Las órdenes injerencistas una de Obama (2015) y cinco de Trump (2017, 2018 y 2019) que declaran a Venezuela como una amenaza a la seguridad de los Estados Unidos; dejan al descubierto la guerra criminal del imperialismo amoral e inescrúpuloso. La política exterior es pública y notoria: la violación del derecho internacional y la negación de los aportes superiores del multilateralismo; como: la paz, la autodeterminación, la independencia, la soberanía, la justicia y la cooperación para la solución de los conflictos de los Estados naciones.

Trump, Pompeo, Boltón, Gina Haspel, Abraham, Marcos Rubio, el Departamento Federal del Tesoro, el pentágono, el sionismo, la Europa racista y la derecha arrastrada de la región representan la repetición de las desigualdades, injusticias, robos, guerras, hambre, violación de los derechos humanos, miseria de los migrantes, carrera armamentista espacial, contaminación del planeta y dictaduras horrendas del siglo XX.   

Por todo lo anterior el joven Simón Bolívar el 15 de agosto 1805 en su juramento por la independencia y libertad de la patria frente al maestro Simón Rodríguez y Fernando del Toro en Roma, había volado su imaginación en los siglos futuros: «La civilización que ha soplado del Oriente, ha mostrado aquí todas sus faces, ha hecho ver todos sus elementos; mas en cuanto a resolver el gran problema del hombre en libertad, parece que el asunto ha sido desconocido y que el despejo de esa misteriosa incógnita no ha de verificarse sino en el Nuevo Mundo».       

El comandante Hugo Chávez descifró las incógnitas de El Libertador, acerca del viejo mundo y su aspiración de “libertad” para la humanidad. Los 20 años de guerra por la independencia evidenciaron que no eran inocentes las prácticas de horror y aniquilamiento contra los patriotas; al igual que la fórmula logarítmica de usurpación de los territorios y explotación de los pueblos de los Estados colonialistas.

El Libertador sacudió el Nuevo Mundo con la revolución meridional del continente Sur del generalísimo Francisco de Miranda; replanteaba la geopolítica del mundo ya que no escatimó sacrificios para lograr la unión y la independencia de la patria grande frente a la Santa Alianza de Europa, Inglaterra y las 13 colonias de Estados Unidos. De ahí que el equilibrio del mundo propuesto por El Libertador en torno a la soberanía y unión de la América meridional tuvo como contrapartida a los anti bolivarianos presidentes estadounidenses: Thomas Jefferson, James Monroe (Doctrina Monroe) y Andrew Jackson; siendo las rupturas esenciales: la independencia de Florida (1817); la confiscación de las goletas Tigre y Libertad y la confrontación con el agente Irvine (1818); la creación de la Gran Colombia (1819); las exigencias de la doctrina uti possidetis iuris, la abolición de la esclavitud, la independencia de Cuba y Puerto Rico, y la alianza perpetua defensiva y ofensiva de la América meridional del Congreso de Panamá (1826); el magnicidio de Bolívar (1828); los asesinatos del Mariscal Antonio José de Sucre y El Libertador Simón Bolívar y la separación de la Gran Colombia (1830).

El Comandante Supremo Hugo Chávez descifró las incógnitas y cultura de El Libertador: la independencia versus el imperialismo; unión cívico militar vs división; unión continental del sur vs federalismo de republiquitas; soberanía de los recursos naturales vs robo; moral y luces nuestras primeras necesidades vs atraso de la dependencia; justicia e igualdad establecida y practicada vs explotación; democracia participativa vs tiranía; amor a la patria vs traición; victoria vs derrota; paz vs guerra;  mayor suma de felicidad vs desigualdad; fortaleció el poder constituyente con las leyes inexorables para que reine un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo y eminentemente moral.    

Chávez acumulaba el aprendizaje dialéctico de la conciencia y de la fuerza de los tiempos decisivos de la revolución socialista de Fidel y Che durante el siglo XX en el marco de la confrontación del capitalismo versus el socialismo; a pesar de la amenaza del imperialismo a solo 90 millas construyeron y ampliaron el Sur de los libertadores y libertadoras hacia el Caribe, África y Asia con el internacionalismo de los médicos, maestros alfabetizadores, creadores de la cultura, instructores deportivos, científicos y apoyo del ejército y milicianos revolucionarios.     

La raíz de la revolución bolivariana es continental tiene el amasijo de las luchas de los pueblos indígenas, la rebelión de los esclavos negros y la emancipación del género humano del mestizaje. El eslabón de Chávez radica en la democracia participativa protagónica del pueblo para que ejerza la soberanía en la patria, en el sur y el mundo; luchó por la pluripolaridad y multipolaridad del sistema internacional junto con Rusia, China, Irán, países de la II Cumbre África-América del Sur y II Cumbre OPEP respetando las leyes internacionales y el multilateralismo.

La sepultación del ALCA por la integración de la CELAC, MERCOSUR, UNASUR y Petrocaribe, y la unión del ALBA; el consenso y respeto a la minoría de los gobiernos de derecha de la región; la paz de Colombia y de la América Latina y el Caribe como zona de paz y justicia son los aportes históricos vigentes de Chávez; que el compañero presidente Nicolas Maduro, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el pueblo de Venezuela con la solidaridad de gobiernos y pueblos del mundo asumen con creces y dignidad el compromiso sabiendo que resistir y vencer es el episodio decisivo de la paz y justicia de la nueva geopolítica mundial, como aporte del socialismo del siglo XXI para la humanidad.


Fuente/Autor: Granma/Edgardo Antonio Ramírez
Observatorio de medios del Centro de Saberes Africanos,Americanos y Caribeños

Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela