Jair Bolsonaro, el contagiado número 1.626.071 de Brasil

AfroUrbe | 180° de Tambor Una Herencia por descubrir

Irán: Había una vez un barquito

Chuao VenezuelaChuao Venezuela

Había una vez un barquito

Por: Alí Ramón Rojas Olaya

Muchos barcos han jugado un papel importante en la historia de Venezuela. Unos para el bien, otros para el mal. El domingo 24 de mayo de 2020, último día del mes del Ramadán, llegó a Venezuela el buque iraní Fortune, el primero de cinco (los otro cuatro son: el Forest, Faxon, Petunia y Clavel) que la Revolución Islámica, desobedeciendo la supremacía estadounidense, ayudó a palear el bloqueo económico del que es víctima el pueblo venezolano, con gasolina y maquinaria para poder obtenerla sin depender de la tecnología made in USA.

(1) Ataques navales en el año 2020

El 11 de mayo de 2020, se detectaron cuatro buques de guerra de los Estados Unidos navegando en el Caribe La información está contenida en un informe elaborado por el grupo de monitoreo a la Flota Multinacional del Comando Sur, desplegada en el Caribe por órdenes del presidente Donald Trump desde el pasado 1° de abril.

El domingo 10 de mayo de 2020, tres lanchas Boston Whaler 25F de la Armada Colombiana aparecieron en las riberas del Orinoco. Cuando le preguntaron al almirante neogranadino Evelio Ramírez qué había pasado con las lanchas, el hombre, demostrando una gran cultura cinematográfica, dijo: “lo que el viento se llevó”.

El pescador y sargento segundo de la Milicia Bolivariana, Henry Liendo, adscrito a la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) Aragua, con arma en mano, se plantó en la playa del puerto de Chuao el lunes 4 de mayo de 2020 para enfrentarse y detener a los mercenarios antibolivarianos gringos y venezolanos que pretendían hacer una incursión terrorista en unos peñeros a la Patria de Bolívar.

El 30 de marzo de 2020, el barco portugués Resolution de pasajeros chocó con un buque de la Guardia Costera Venezolana, hundiéndolo. El incidente ocurrió cerca de la isla La Tortuga, a unos 200 kilómetros de Caracas.

(2) Corbeta Caldas

El 9 de agosto de 1987, la corbeta de la Armada de Colombia ARC Caldas (FM-52) es detectada cuando ingresó al golfo de Venezuela por la patrullera misilística de la Armada Venezolana ARV Libertad (PC-14) en coordenadas al sur del Paralelo de Castilletes y con rumbo este, en dirección aproximada a la ciudad venezolana de Punto Fijo. El 18 de agosto, se ordena a través de la cadena de mando de las fuerzas navales colombianas el retiro de la corbeta.

(3) El Embajador Sin Fronteras

El AB Simón Bolívar (BE-11), también conocido como El Embajador Sin Fronteras, es el buque escuela de la Armada de Venezuela. Fue construido a pedido de la Armada de Venezuela en 1978, puesto al agua el 21 de noviembre de 1979 afirmándose su Pabellón Nacional el 12 de agosto de 1980.

(4) Sierra Nevada y Ciudad Barquisimeto

El Sierra Nevada fue un buque adquirido con sobreprecio durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979). La denuncia fue hecha por Leopoldo Díaz Bruzual, ministro del gobierno de Luis Herrera Campíns, la cual implicaba a un exministro de Fomento de Pérez y al expresidente de la Corporación Venezolana de Fomento. El 9 de enero de 1980 el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) solicita investigar los bienes del expresidente. El único juzgado por aquel evento fue el Capitán Anselmo López Oquendo, quien realizó el arqueo del buque y fue recluido en el Reten Judicial del Junquito.

En 1977 el buque Ciudad de Barquisimeto fue transferido a Bolivia como un gesto del Gobierno de Venezuela en su apoyo internacional para que el país andino pudiera recuperar su salida al mar, perdida durante la guerra del Pacífico, conflicto armado acontecido entre 1879 y 1884 que enfrentó a Chile contra los aliados Perú y Bolivia. La guerra se desarrolló en el océano Pacífico, en el desierto de Atacama y en las serranías y valles peruanos. En Bolivia fue rebautizado como «Libertador Simón Bolívar» identificado con las siglas TM-01. El último registro que se tiene del mismo es que estuvo en el puerto de Rosario, Argentina y que aparentemente nunca navegó. Se suele confundir el buque Sierra Nevada con el buque Ciudad de Barquisimeto.

(5) Nazis contra Venezuela

El 16 de febrero de 1942, el buque petrolero Monagas de bandera venezolana fue atacado y hundido por el submarino nazi U-502, de la Kriegsmarine (Marina de Guerra) de Alemania, a unas pocas millas de la Península de Paraguaná. Este ataque era parte de la Operación Neuland, maniobra estratégica de la Marina de Guerra del Tercer Reich para evitar darle gasolina a Estados Unidos, Inglaterra y Francia.

(6) Buques europeos atacan las costas venezolanas

Entre fines de 1902 y principios de 1903, buques de las marinas de guerra del Imperio Británico, del Imperio alemán y del Reino de Italia franquearon las costas y puertos de Venezuela exigiendo el pago inmediato de las deudas contraídas por el gobierno a las compañías de sus connacionales. El bloqueo naval tuvo su fin con el Protocolo de Washington el cual fue firmado el 13 de febrero de 1903. En este protocolo se acordó que Venezuela pagaría a plazos sus deudas con el 30% de sus ingresos de aduana. Estados Unidos ejerció luego una guerra mediática al incómodo Cipriano Castro hasta derrocarlo y colocar a Juan Vicente Gómez, con quien obtuvieron todo el petróleo que quisieron.

(7) Batalla Naval del Lago

El 24 de julio de 1823, siete goletas, 3 bergantines, 85 piezas y 872 hombres y «una fuerza sutil respetable», como señala Rafael María Baralt, con 15 piezas y 327 hombres comandados por el almirante neogranadino José Prudencio Padilla, se enfrentaron en el lago de Maracaibo a 12 goletas, 3 bergantines, 16 buques menores, 67 piezas, 925 infantes de marina y 497 marineros de la Armada del Reino de España, comandados por el capitán de navío Ángel Laborde y Navarro.

La batalla fue una victoria decisiva para la furia bolivariana, con la captura o destrucción de la casi totalidad de la escuadra española. La derrota de las fuerzas españolas fue seguida por la capitulación y entrega de la ciudad de Maracaibo, que había sido ocupada por los realistas en septiembre de 1822. Como consecuencia de esta victoria se consolidó definitivamente la independencia de las antiguas colonias españolas de la Nueva Granada y Venezuela, agrupadas bajo el nombre de República de Colombia, quedando como último reducto realista en los territorios independizados la plaza de Puerto Cabello.

(8) Tiger, Liberty y John Adams

En el año 1818, Estados Unidos violó el acuerdo de neutralidad y vendió armas a los realistas españoles que las transportaban en las goletas Tiger y Liberty. El Ejército Libertador, al agarrarlas in fraganti, las confiscó. Entonces el presidente de Estados Unidos, James Monroe, envía a Angostura a su agente diplomático, John Baptist Irvine, quien con el tono característico de la "supremacía" angloamericana exigió que los barcos le fueran devueltos. Bolívar le respondió categóricamente que no. Irvine denuncia al Libertador ante su gobierno diciendo que: "El régimen del dictador Bolívar ha producido desórdenes que necesitarán mucho tiempo para reparar".

En junio de 1819 el Secretario del Estado John Quincy Adams, por órdenes del presidente James Monroe le confiere el mando al comodoro Oliver Hazard Perry de dos buques de guerra y le nombra como ministro plenipotenciario para exigirle al gobierno de la República de Venezuela el pago de la indemnización por el hundimiento de los dos navíos. En la segunda mitad de julio de 1819 navega por el Orinoco en la goleta Nonsuch, ya que el buque John Adams, debido a su excesivo calado, no pudo entrar al río.

Las demandas de Monroe fueron finalmente satisfechas por el entonces vicepresidente de Colombia, el antioqueño Francisco Antonio Zea; capitulación que fue calificada por el Libertador en Santa Fe de Bogotá, donde había entrado triunfante tras la batalla de Boyacá, como "un acto de humillante debilidad". Sin embargo Hazard Perry cuando pasaba orondo frente a Güiria en el golfo de Paria a bordo del buque USS John Adams murió de fiebre amarilla el 23 de agosto de 1819. Al parecer, el comodoro desconocía ese conjuro popular que reza: “quien se mete con Venezuela se seca”.

(9) Primera y Segunda Expedición de los Cayos

El 2 de enero de 1816, Simón Bolívar logra el apoyo del presidente de Haití, Alexander Petión. El compromiso del mandatario caribeño se sustenta en el fin de la explotación del hombre por el hombre y anuncia el fin de un penoso exilio del Libertador, marcado por la miseria y fallidos intentos de obtener la ayuda de Inglaterra y la Europa liberal para retomar la lucha contra el Reino de España. Los enfrentamientos de la primera expedición se llevan a cabo entre el 31 de marzo y el 14 de julio, y los de la segunda entre el 18 y 31 de diciembre, ambos en las costas del centro y oriente venezolano. Tras el fracaso de la primera expedición, se da la Retirada de los Seiscientos, travesía de cientos de kilómetros hacia oriente a través de territorio hostil, luchando durante el trayecto con escasas armas y municiones hasta que el 6 de septiembre libran la Batalla de los Alacranes que les permite tomar la ciudad de Barcelona. Unas semanas después se produjo la Batalla de El Juncal ganada por el general Manuel Piar. Luego de vencer en Carúpano, los soldados comandados por Bolívar llegaron a Ocumare de la Costa, donde el Libertador ratifica el 6 de julio de 1816, la abolición de la esclavitud, declaró el cese de la guerra a muerte y encargó a José Antonio Anzoátegui, Carlos Soublette y Gregor Mac Gregor, el control la región central del país.

(10) Jean Baptiste Bideau: el salvador del Libertador

El 8 de diciembre de 1780 nació en Santa Lucía, país del Alba, el marino Jean Baptiste Bideau, uno de los libertadores de América más emblemáticos del Caribe. Lo poco que se sabe de él se le debe al historiador venezolano Caracciolo Parra-Pérez. En Trinidad tenía un taller donde enseñaba a fabricar peñeros. Enseñar a fabricarlos a finales del siglo XVIII en el Caribe era la praxis de la pedagogía para la liberación.

El venezolano Julián Rivas, uno de los más fervientes bideauistas, afirma que “el planteamiento de que los pueblos del Caribe deben integrarse en una nación es de Bideau; fue un visionario del Caribe, de lo que es el ALBA, de que había que construir una República del Caribe, con asiento en lo que hoy es Venezuela”. ¿Por qué? Porque Bideau tuvo un ejército caribeño de negros con el que desató una guerra social al estilo haitiano. Veamos: Bideau luchó contra las tropas ultramarinas francesas en Guadalupe y Martinica entre 1793 y 1794 bajo las órdenes de Victor Hugues, uno de los protagonistas de la novela El siglo de las luces (1962) de Alejo Carpentier. Dejó su impronta libertaria en Antigua y Barbados. En 1798 luchó en Trinidad contra el colonialismo británico. Conoció a Miranda en Trinidad en 1806 y luchó contra los españoles bajo las órdenes del Generalísimo entre 1811 y 1812. Su amistad con Mariño hacía temblar al opresor. Fue el Libertador de Güiria, allí fue el primero en decretar la libertad de los esclavos en Venezuela. Fue la máxima autoridad en el país a finales de 1814. Fue compañero de viaje del Libertador en sus viajes por Haití y Jamaica y le salvó la vida en Ocumare de la Costa en 1816.

Corría el año 1816. La Segunda República se había perdido dos años antes. En marzo salió de Juangriego una expedición formada por negros caribeños. Cumplían con el Acta de Guerra de Chacachacare del 11 de enero de 1813: “Violada por Domingo Monteverde la capitulación que celebró con el ilustre general Miranda, el 25 de julio de 1812; y considerando que las garantías que se ofrecen en aquel solemne tratado se han convertido en cadalsos, cárceles, persecuciones y secuestros que el mismo general Miranda ha sido víctima de la perfidia de su adversario; y, en fin, que la sociedad se halla herida de muerte, 45 emigrados nos hemos reunido” y “congregados en consejo de familia, impulsados por un sentimiento de profundo patriotismo, resolvemos expedicionar sobre Venezuela, con el objeto de salvar la Patria”. Entre estos 45 se encuentra un héroe de Santa Lucía, país del Alba: Jean Baptiste Bideau (1780-1817), quien luchó contra la tiranía francesa, inglesa y española en el Caribe.

Una vez en Ocumare de la Costa, Bolívar envía a Soublette, Anzoátegui y Mac Gregor a enfrentarse a los realistas en los valles de Aragua mientras él se ocupaba de desembarcar las armas obtenidas en Haití y de allí avanzar hasta Caracas. La acción, explica Paul Verna, es caótica: Soublette es derrotado en Los Aguacates. Las armas y la imprenta son abandonadas. “De repente el Libertador se encuentra solo, rodeado de enemigos”. Fue en aquel momento trágico cuando Bideau, quien había luchado bajo las órdenes de Miranda entre 1811 y 1812, sale en un bote “del Indio Libre que ha levantado sus anclas, rema hasta la orilla” y salva al Libertador. Bolívar escribe el 6 de mayo de 1830 a Fernández Madrid: “iba a darme un pistoletazo cuando uno de ellos, Bideau, volvió del mar en un bote y me tomó para salvarme” aquel 14 de julio de 1816.

Este libertador afrodescendiente, fornido, de muy alta estatura y la cara marcada de viruela que puso su bergantín Botón de Rosa al servicio de la revolución, héroe de Chacachacare y de las expediciones de los Cayos y de Jacmel, murió el 17 de abril de 1817 defendiendo la tercera república en la Casa Fuerte de Barcelona.

El 14 de julio de 1816 no solo pasa a la historia porque Bideau salva a Bolívar, sino porque ese mismo día muere en Cádiz Francisco de Miranda.

(11) El bergantín San Felipe Neri

En 1811, la Junta Suprema de Caracas envía al hermano de Simón Bolívar, Juan Vicente, a los Estados Unidos, junto con Telésforo de la Orea y José Rafael Revenga, con el objetivo de solicitar el apoyo a ese país a la independencia de Venezuela. Llevaba también el encargo de comprar armas, lo que Juan Vicente pensaba cumplir con 70 mil pesos de su fortuna familiar. En ninguno de los dos puntos las negociaciones se concretaron ya que a Estados Unidos no le gustaba la idea de la independencia suramericana. Juan Vicente, pensando socioproductivamente invirtió la suma en maquinarias agrícolas. Lamentablemente a principios de agosto de 1811, a los treinta años de edad, muere cuando el bergantín San Felipe Neri naufragó entre Florida y Las Bahamas.

(12) Leander, Bachus y Bee de Miranda

El 12 marzo de 1806, al levar anclas en el puerto haitiano de Jacmel, Francisco de Miranda iza en el barco Leander el amarillo, azul y rojo, el mismo que años después será declarado como la bandera nacional de Venezuela. Frente a este pabellón, juraron Miranda y sus hombres hacer libre a Hispanoamérica del yugo español. En Haití consiguió Miranda sus fuerzas expedicionarias con la adquisición de dos goletas: Bacchus y Bee.

El 3 de agosto de 1806 desembarcaron en La Vela de Coro la primera y segunda divisiones, que apoyadas por el fuego de la artillería de los buques, tomando la fortaleza y baterías de dicho puerto. A esto siguió la ocupación de Coro, lo cual se efectuó el día 4 de agosto. En esta ciudad al igual que en La Vela de Coro, izó Miranda la bandera tricolor.

(13) Los barcos de Colón

El 3 de agosto de 1498, Cristóbal Colón llega a Macuro, en la península de Paria, en una nao y dos carabelas tocando por primera vez territorio continental. Había zarpado de Sanlúcar de Barrameda capitaneando seis buques. Desde la Gomera, islas Canarias, tres de los buques, fueron enviados a La Española con provisiones, mientras que las otras tres llegaron a esta tierra de gracia. Colón escribe el domingo 12 agosto de 1498, “tengo sentado en el ánima que allí es el Paraíso Terrenal, enviaré el adelantado con 3 navíos a ver más adelante y descubrirán todo lo que pudieren hacia aquellas partes”. En todas esas partes estaba El Dorado, lo que hoy podemos llamar el Arco Minero y la Faja Petrolífera del Orinoco, tan codiciadas por el imperio norteamericano y la Organización Terrorista del Atlántico Norte (Otan).

Mientras el mundo espera el arribo de los otros buques iraníes, un amigo de Persia, comentaba en estos días: “No es la gasolina la que viene a Venezuela, es el corazón de Irán”.

Supermán y barco iraníSupermán y barco iraní


 Fuente: Cuenta Faceboook del autor
Publicado por AiSUR


Centro de saberes Africanos, Americanos y caribeños

Sede Académica 

Edificio Gradillas, piso 2, Esquina de Gradillas, Plaza Bolivar  
(a 150 mts. del Metro Capitolio), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital.

(+58 212) 863.46.12

Sede Rectoría

Torre de la Economía Comunal Manuelita Sáenz, piso 2, área de oficinas, Boulevard de Sabana Grande
(a 150 mts. del Metro Chacaito), Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital

(+58 212) 953.83.43 - 952.72.29

Contáctanos

contacto@saberesafricanos.net
saberesafricanosweb@gmail.com

Nuestras redes

© 2016 Derechos reservados, Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños. Caracas - Venezuela